Archivos etiqueta: Piel grasa


Qué piel tienes…

Para determinar de forma rápida qué tipo de piel tienes solamente necesitas tiempo y un buen espejo, si puede ser con aumentos, para poder ver mejor las imperfecciones que podamos tener.

  1. Pieles Normales: Pocas afortunadas tienen este tipo de piel, pero si es tu caso, ¡cuídala! Se trata de una piel muy resistente, color mate, sin irritaciones, luminosa y con poros apenas visibles. La capa hidrolipídica en estas pieles se encuentra en perfectas condiciones. Por tanto, requiere muy poco tratamiento adicional, solamente tratar de hidratarla ante agresiones más puntuales como el frío, largas exposiciones al sol, etc.

  2. Pieles Secas: Las pieles secas son delicadas porque requieren de más atención por nuestra parte. Al no tener apenas capa hidrolipídica, son pieles propensas a arrugas prematuras. Se detectan porque son pieles mates y tirantes, presentan irritaciones y descamaciones. Los poros son imperceptibles porque sus glándulas sebáceas no secretan suficientes lípidos que hidraten la capa córnea de nuestra piel.

  3. Pieles Mixtas: Son pieles que requieren un cuidado especial, sobretodo en ciertas partes de la cara. Si tu piel es mixta tendrás zonas brillantes que corresponden a zonas grasas (frente, nariz y mentón) y zonas mate y secas con tendencia a la descamación (mejillas, pómulos y cuello). No recomendamos productos para piel grasa pese a tener zonas secas, sino cremas para pieles mixtas que ya aportar la hidratación suficiente para uniformizar tu piel. La puedes diferenciar de la piel grasa porque no presenta casi puntos negros.

  4. Pieles Grasas: Son pieles con mucho brillo y poros muy visibles. Podemos diferenciar:

    i. Piel grasa deshidratada: También llamada “piel grasa seborreica”. Se trata de una piel con altos niveles de secreción de sebo y pérdida excesiva de agua. Es muy brillante, y tiene a enrojecerse e irritarse. Son pieles delicadas que necesitan muchos cuidados.

    ii. Piel grasa asfíctica: es una piel con tendencia acneica, ya que el exceso de sebo no se secreta correctamente y se enquista en la epidermis. Siendo asfíctica también puede estar deshidratada, por lo que al acné se le añade la sensación de tirantez.

  5. Pieles Sensibles: Son esas pieles que reaccionan más de lo habitual ante agresiones externas. Se trata de pieles hiperreactivas o hipersensibles que van ligadas habitualmente a picazones, acaloramientos, hormigueos y picores. Para mejorar la tolerancia de estas pieles recomendamos una crema especial para pieles sensibles que disminuya estas inflamaciones no deseadas.

En la línea Uresim contamos con dos cremas faciales hidratantes según el tipo de piel:

  • Uresim Antioxidante Hidratante, aconsejada para pieles mixtas o grasas y/o con impurezas. Con ácido salicílico, extracto de granada y agente matificante.

Uresim Crema Hidratante Antioxidante piel joven

  • Uresim Hidratante Reparadora Anti-edad, indicada para pieles secas, que necesitan mucha nutrición e hidratación. Con Ácido hialurónico, manteca de karité y Aceite de Jojoba. También recomendada para pieles normales con el objetivo de mantener la hidratación óptima.

URESIM hidratante antiarrugas reparadora