Cómo elegir un suplemento de Colágeno


¿Vas a comprar Colágeno Hidrolizado En Panamá? ¿Cómo hacer una buena elección cuando necesitamos incorporar a nuestra dieta un complemento de colágeno?

Un buen complemento de Colágeno depende en gran medida de su calidad, asimilación, presentación, y no menos importante la combinación de éste con otros nutrientes como son la Vitamina C, el Ácido Hialurónico o el Magnesio.

A la hora de optar por uno u otro colágeno debemos tener en cuenta los siguientes puntos:

-Que sea Bioasimilable: Se trata de un sistema único que consiste en romper las moléculas de colágeno en unas más pequeñas, a las que llamaremos péptidos de colágeno, más fácilmente asimilables por el organismo. La ruptura en moléculas más pequeñas permite una disolución perfecta en agua, leche, zumos o infusiones.

-De una sola toma diaria: El colágeno de alta biodisponibilidad solo hace falta tomarlo una vez al día para garantizar que los péptidos estarán presentes en el torrente sanguíneo entre 24 y 96 horas. Dicho de otro modo, nuestro organismo puede aprovecharse de la ingesta del colágeno de alta biodisponibilidad hasta cuatro días después de la toma.Por otro lado, los colágenos de baja biodisponibilidad duran poco tiempo circulando en sangre y hay que tomarlos varias veces al día.

-Presentación en polvo: La presentación en polvo garantiza una absorción mayor al 90%, comparada con una absorción de solamente el 10% en el caso de los productos de colágeno en cápsulas. La dosis diaria de colágeno necesaria es de 10 gramos cantidad que equivaldría a 10 o 15 cápsulas diarias.

-Con Vitamina C y otras vitaminas: Para garantizar una correcta asimilación de los péptidos de colágeno y del ácido hialurónico, es muy recomendable que el colágeno incorpore en su composición vitaminas que faciliten dicho proceso, en concreto Vitamina B1, B3, B5 y C. La EFSA, European Food Safety Authority,  recomienda el consumo de Vitamina C, ya que contribuye a la formación del colágeno, el cual entra a formar parte de cartílago, huesos y piel.

-Con ácido Hialurónico: El ácido hialurónico es un carbohidrato producido por nuestro cuerpo cuya función más importante es la retención de agua, llegando a absorber hasta 1.000 veces su peso. Se encarga, también,  de transportar nutrientes y deshechos allí donde no llega el riego sanguíneo. Se encuentra en ojos, articulaciones, líquido sinovial y piel. Al igual que con el colágeno,  con el paso del tiempo nuestro organismo va reduciendo la síntesis del mismo. Por esta razón,  es muy recomendable suplementar en la dieta colágeno y ácido hialurónico,  simultáneamente. Al tomar colágeno se estimula la elasticidad y firmeza de la piel, juntamente con el ácido hialurónico, atrae la absorción de agua por lo que estimula la hidratación y previene la deshidratación, lo que hace rejuvenecer la piel y disminuir la apariencia de arrugas.

-Mejor con Magnesio: El Magnesio es un mineral esencial para el organismo puesto que  entra a formar parte de los huesos. Su aporte ayuda a disminuir el cansancio y la fatiga, contribuyendo al equilibrio electrolítico y al metabolismo energético. Además,  contribuye al funcionamiento normal del sistema nervioso, al funcionamiento de los músculos, así como a la síntesis proteica. También, es importante destacar que  contribuye al mantenimiento de los huesos y los dientes.

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone